6.11.08

TRENOS

V



Vinieron por el hueco

vinieron luego por la pared y los clavos

se llevaron ladrillo tras ladrillo

se llevaron los goznes

desmantelaron todo:

a pisotadas demolieron la escalera,

a puñetazos acabaron con los vidrios,

arrasaron con todo,

chamuscaron el pasto, pisotearon

tristísimos huesitos de paloma;

se llevaron el frío, se llevaron las últimas botellas,

se llevaron incluso la pared de enfrente,

se llevaron la cama y el montón de yerbas,

se llevaron la mesa y su montón de escombros,

se llevaron incluso los escombros,

arrasaron;

arremetieron después contra el silencio,

un gritadal dejaron en vez de aquel silencio,

deshilacharon más después mis alambradas,

sépase a mis puitas qué le hicieron,

pateáronme después mi fiel madero, mi astilla de querencias,

la dolorida armazón de donde cuelgan mis colgajos,

heláronme la voz heláronme la brasa,

se llevaron en fin, finada, a mi hosca huesa,

me llevaron a mí, me quedé solo,

di un traspiés, caí, caí hasta el fondo,

allí me derrumbé, me hice de herrumbre,

me puse a masticar mi triste hilacha,

pensé en llevar a hojalatear mis cuarteaduras

mejor me desistí, me eché un requiéscat,

un trago de mezcal,

cavé mi hueco

crepité

-concluye todo.


MAX ROJAS
CUERPOS V

1 comentario:

Eric Marváz dijo...

Soy un gran admirador de Max, además de conocerlo personalmente. Tuve la fortuna de escucharlo leer en varias ocasiones.

Como productor de café y con un proyecto de difundir el arte de personalidades que no han sido, de ningún modo, reconocidos con la importancia que merecen, desearía poder poner en una etiqueta de café un fragmento de su obra.

Ojalá podamos contactarnos con mi espereanza puesta en que el proyecto pueda llevarse a cabo.

Sin más por el momento quedo en espera del contacto, me encantaría poder obtener un número teléfónico para poder concerta una cita.

Café Doña Julia. 100% puro de Coatepec.

Marváz